"Ahora podrás obtener y beber directamente del grifo de tu casa la
mejor Agua Alcalina, más pura y oxigenada, gracias a su alto valor del pH de entre
8.5 y 10.5, con nuestros Ionizadores de Agua Alcalina aquí disponibles."

La importancia del pH para nuestra salud

El pH significa literalmente el “Potencial de Hidrógeno”, que sirve para indicar la concentración de iones de Hidrógeno en un fluido. El pH se mide con una escala que va desde el 0 hasta el 14 para indicarnos si una sustancia es ácida o alcalina (alcalino es lo contrario a ácido y viceversa). La medida 7 es neutro (ni ácida ni alcalina). Cualquier medida bajo 7 se considera ácida y por encima alcalina. También es importante recalcar que la variación de un valor representa 10 veces más ó 10 veces menos. O sea, por ejemplo, un pH 9 es 10 veces más alcalino que un pH 8; y un pH 5 es 10 veces más ácido que un pH 6, representando cada variación un cambio enorme.

La importancia del pH para nuestra salud:

Una vez aprendida la definición de lo que es ácido y alcalino (por su valor de pH), debemos entonces saber si la vida que llevamos es ácida o alcalina. Para llevar una buena salud, el equilibrio del pH lo es todo. No tan solo para nuestra salud a todos los niveles, sino para retrasar el envejecimiento y envejecer de otra manera. Este equilibrio del pH es en nuestros fluidos corporales: saliva, orina, sangre, líquido inter celular y extra celular. Otra cosa muy importante saber antes de continuar es que en un ambiente ácido hay menos oxígeno que en un ambiente alcalino; por ende, en un ambiente alcalino hay mucho más oxígeno.

Según dijo Albert Sent.-Gyögyi: “El cuerpo es alcalino por diseño, pero sus funciones son acidificantes.” Y es así, él se refería a que todos los procesos metabólicos del cuerpo producen enormes cantidades de ácido, minuto a minuto, a pesar de que para poder funcionar apropiadamente, tanto las células y los tejidos, necesitan un entorno alcalino; y el cuerpo hará todo lo que esté en sus manos para mantener su diseño alcalino y mantener el equilibrio del pH. O sea, nuestras células saludables son alcalinas y cuando mueren se convierten en ácidas. Esa célula muerta pasa a ser un desecho ácido (“basura ácida”). También cada célula del organismo está hecha para recibir los nutrientes que contienen los alimentos y estas células, para darnos energía y mantenernos vivos, los queman con oxígeno. Al quemar estos nutrientes (metabolizar) se generan también más desechos. Bien sea que se coman alimentos naturales exquisitos o alimentos comerciales (“junk food”), siempre se generarán los desechos. La mayoría de las células están sometidas al proceso metabólico y las células viejas se convierten igualmente en más desechos.

Todos estos desechos (que por lo general son de naturaleza ácida) debemos eliminarlos del cuerpo. El cuerpo ya automáticamente hace ese trabajo de eliminarlos, pero sólo a través de la orina y de la transpiración (sudor). Por eso es que la orina y la superficie de la piel son ácidas. El problema de tomar y comer tantas cosas ácidas es que, por varias razones, el cuerpo no puede eliminar el 100% de los desechos que produce. Estos desechos ácidos no se producen solo por las propias funciones del cuerpo, sino por un desequilibrio por varias razones.

  • La razón principal de que no puede eliminar el 100% de estos desechos es el estilo de vida moderno que llevamos. Nos acostamos tarde y nos levantamos muy temprano. No descansamos lo suficiente. También el estrés diario. O sea, que el cuerpo se pasa más tiempo creando desechos que procesándolos y eliminándolos.
  • La segunda razón son los alimentos. “SOMOS LO QUE TOMAMOS.” La mayor parte de los alimentos que consumimos son de naturaleza ácida, produciendo una sobre acidificación de las células, tejidos, órganos y finalmente la sangre. Al decir alimento ácido no se refiere a su sabor, sino a que los desechos que producen son ácidos. Los cereales y las carnes son (en su gran mayoría) ácidos; las frutas y vegetales son alcalinos. Las frutas cítricas pueden tener un sabor ácido, pero contienen minerales alcalinos, por lo cual se les considera alcalinos.
  • La tercera razón es el medio ambiente. Mueren muchas más células saludables por la acción de la polución del aire, el agua y la tierra que por la muerte natural producida por el proceso metabólico. Esta situación genera más desechos tóxicos en el cuerpo.

Surge entonces la pregunta: "¿Qué sucede con todos estos desechos ácidos, tóxicos, que no alcanzan a ser eliminados por el cuerpo?" La respuesta es sencilla... estos desechos se solidifican conviertiéndose en colesterol, ácido graso, ácido úrico, piedras en los riñones y vejiga, uratos, fosfatos, sulfatos, etc. y, de forma aún desconocida por el ser humano, se acumulan en el organismo. Esta acumulación de desechos en el organismo es lo que se conoce como el envejecimiento y llegan a producir los síntomas que ya conocemos como enfermedades.

A medida que la acidez va avanzando en nuestro cuerpo la cosa se va complicando, resultando en disfunciones de las glándulas tiroideas, adrenales, hígado, etc. Y si el pH de los tejidos se acidifica más todavía, pues los niveles de oxígeno decrecen y el metabolismo celular se detiene. Mejor dicho, las células se mueren... ¡Morimos! Por eso este dicho: “La vida es alcalina, la muerte es ácida”.

Cuando se llega a esta etapa de tanta acidez en el cuerpo, la sangre comienza a retirar minerales alcalinos (sodio, potasio, magnesio y calciio) de los tejidos para poder compensar. Dios creó un cuerpo tan perfecto y planificado, que en el mismo creó (en un cuerpo sano) una reserva interior con estos minerales alcalinos para un caso de emergencia. Pero, claro está, si hay pocas reservas o el cuerpo no lo obtiene de los alimentos, pues lo va a buscar a cualquier otro sitio: en la sangre (sodio y potasio), en los huesos y cartílagos (calcio) o en los músculos (magnesio), donde también son bien necesarios. Y al hacer esto, pues nos ocasiona entonces obviamente a deficiencias y a la variedad de síntomas que de esto se deriva.

Pero no tan solo esto, cuando la acidez es tal que el cuerpo no los puede eliminar por la orina, heces, respiración o el sudor, lo que hace es depositarlos en varios órganos: en el corazón, páncreas, hígado y colon; o en el tejido graso: incluyendo pechos, caderas, muslos y abdomen y cerebro. Estos depositos son los que conocemos como pólipos, fluidos, quistes, cristales ácidos, tumores, verrugas, protuberancias, masas, manchas, lunares, ampollas, etc. o también se le puede llamar envejecimiento. Y finalmente, si se continúa, este proceso conduce a las enfermedades degenerativas como la diabetes, hipertensión, arteriosclerosis, artritis, osteoporosis, etc., y hasta el cáncer, y de ahí a la muerte. Todo esto al no poder botar todos los desechos ácidos que produce nuestro cuerpo gracias a la dieta ácida que llevamos (comidas y bebidas ácidas); a los ácidos metabólicos (se producen a medida que el cuerpo procesa lo que comemos y bebemos para convertirlo en energía); y los ácidos ambientales (que vienen del entorno, productos sintéticos o la polución del ambiente).

La buena noticia de todo esto es que, sin importar la edad, hay manera de vivir más sin contraer tantas enfermedades y prevenir el envejecimiento prematuro: suplementando el cuerpo con alimentos y líquidos adecuados que alcalinicen el cuerpo.

¿Qué alimentos alcalinizan el cuerpo?
Básicamente las verduras de hojas verdes, como las espinacas, rúcula, brócoli, lechuga, canónigos, etc., también las patatas, boniatos, tomates, pepinos etc., las

legumbres como los garbanzos y lentejas, las semillas y las nueces, almendras y avellanas; las algas marinas. Limón, lima y pomelo. La sal buena no refinada. Los cereales como la quínoa, el mijo, trigo sarraceno, espelta y el arroz integral; el Tofú. Lo ideal es que un 80% de nuestro alimento sea alcalinizante y que un 20% sea acidificante para mantener el equilibrio. Actualmente la mayoría de nuestro alimento es lo contrario, un 80% acidificante y un 20% alcalanizante. Por eso tanta obesidad, enfermedades, cáncer, etc. Recuerda que la grasa es ácida, el azúcar en todas sus formas, los hidratos de carbono refinados (arroz blanco, pan, pasta, trigo), las sodas.

Y siendo el cuerpo un 70% agua, qué mejor que alcalanizar nuestro cuerpo con agua. Pero no con cualquier agua, como muchas variedades comerciales de agua que reclaman tener beneficios de salud, que si dan energía, agua de nieve derretida, agua de manantial, agua tratada, agua con oxígeno, etc., etc., todas estas tratadas y embazadas quién sabe cómo y con qué.

Lo mejor... ¡Agua Alcalina! Al tomar Agua Alcalina se ayuda al cuerpo a disolver los deshechos tóxicos, lo cual hace fácil y segura su eliminación. Sabemos que la acumulación de desechos ácidos es el origen del envejecimiento, por lo tanto, disminuir estos desechos es revertir el envejecimiento, es rejuvenecer. El Agua Alcalina no es una medicina, ni cura ninguna enfermedad. Si se toma diariamente, de acuerdo a las recomendaciones, ayuda gradualmente a eliminar los desechos ácidos acumulados en el organismo. Como resultado de esta eliminación de toxinas, se produce una mejoría sustancial en la salud.

 

Esta es la misión del Agua Alcalina, de mantenernos más jóvenes y con energía.

Con nuestro Ionizador de Agua Alcalina obtendrás en tu propia casa, a través de tu propio grifo, las 24 horas al día, un agua más pura, más oxigenada, más “afinada” su molécula de agua para accesar más rápido a los radicales libres (desechos ácidos), relativamente libre de acidez y, dependiendo del contenido de minerales alcalinos del agua del acueducto y de la programación del ionizador, el valor del pH del agua alcalina puede oscilar entre 8.5 y 10.5 (ver gráfica de escala del pH). Además, nuestro sistema lleva consigo un filtro que repone en el agua los principales minerales alcalinos más importantes en el agua de la ciudad, como el magnesio, el potasio y el calcio que otros sistemas de filtración eliminan del agua. Por ende, al reponer estos minerales alcalinos necesarios en nuestro cuerpo, el agua se convierte en un agua de vida o agua viva en minerales necesarios para el funcionamiento de nuestro cuerpo, y conservando los átomos vivos en el agua. Mientras que otros sistemas lo eliminan por completo, convirtiendo ésta en un agua muerta… ácida.

Tomando Agua Alcalina diariamente obtendrás mejor Salud para una mejor Calidad de Vida. ¡Porque Salud es Vida!

Esta información está basada en el Dr. Robert O. Young y en el Dr. Sang Whang; de información obtenida del internet donde todos pueden accesar. Es preciso decir que el contenido de esta página es únicamente de carácter informativo.